Es el momento de hablar de un clásico de clásicos, ese que inmortalizó Marilyn Monroe, ése que cada vez que pasa una vieja, te queda requete claro que se la puso. No piensen mal, conchinos, estoy hablando de nº5 de Chanel, pero en su versión 2016 L’Eau.

Primero nombremos sus características:

Familia olfativa: Floral Aldehídica.
Notas de Salida: Limón (lima ácida), mandarina, naranja, neroli, aldehídos, bergamota y lima (limón verde).
Notas de Corazón: Rosa de mayo, jazmín y ylang-ylang.
Notas de Fondo: Cedro, almizcle blanco, vainilla y raíz de lirio.

Como es fin de mes y estoy re pobre, no he podido andar en Uber y no tengo la opinión externa de nadie, y además soy solita, snif. Lo que sí puedo decir es que la primera vez que lo usé, no lo sentí tan de vieja. Al rato, percibí un olor muy a incienso, demasiado fuerte y molesto, y más tarde se puso jabonoso y fuertón. Me quería puro bañar en cloro.

No sé cabra, si quieren ir a su retail favorito a probarlo, hagan lo suyo. Lo que soy yo, mi cuerpa no lo tolera. Wakala con W mayúscula. Me quedo con Coco Mademoiselle, que es exquisito y más caro que mis gastos comunes.

¡Gracias por leer mis leseras, se viene un nuevo review la próxima semana!

Autor

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.